Las razones pueden ser múltiples, pero estas son las más comunes:

 

  • El nivel del Coolant no es el adecuado.
  • El termostato no está abriendo y cerrando conforme la temperatura del motor aumenta.
  • La correa de la bomba de agua esta suelta, patinando o ya tienes una correa rota.
  • El sistema de enfriamiento o radiador tiene una fuga de coolant.
  • La bomba de agua no funciona de manera adecuada.

 

¿Qué debes hacer primero?

 

  • Detén el vehículo de inmediato en un lugar seguro.
  • Apaga el aire acondicionado y todos los sistemas del vehículo.
  • Mantén cerrada la tapa del radiador hasta que el vehículo se enfríe, ya que el líquido que queda dentro ha alcanzado temperaturas muy altas y puede provocar quemaduras severas al salir con presión.
  • Luego de unos 10 minutos abre el bonete para que ventile el calor producido por el motor.
  • Una vez enfriado el motor, abrir la tapa del radiador para completar con coolant faltante.
  • Si no tienes seguro, ¡llámanos a la Casa del Conductor y cotiza con nosotros el servicio de asistencia vial para poder ayudarte!